jueves, 8 de enero de 2015

Que en estas tierras nada vuelva a crecer

Una vía que caminas y que se asfalta,
ante tus ojos, esa visión hacía falta.

Su promesa y corazón, falacia.
Un segundo, un golpe de gracia.

A trozos y pedazos me desintegro,
el brillo de los ojos ahora es negro.

Profunda pena y un sol ingrato.
En silencio... Del pasado nada rescato.