martes, 16 de septiembre de 2014

Buscaba tanto

Buscaba la claridad de una vida en la oscuridad del tiempo.
Y es que no estaba seguro de la vida que llevaba.
Y es que no llevaba la vida de la que estaba seguro.
El tiempo se detiene, se desvanecen quienes te contienen.

Buscaba la tranquilidad en medio de la tormenta.
Fue el paso de la lluvia que mojó la tierra de la que brotan las flores.
Fue la tierra que hizo llover las lágrimas de las flores que brotan.
Te acercas, me acercas.

Buscaba una estrella por la cuál dar la vida.
Recordaste que del aire viniste y te pusiste triste.
Recordaste que te fuiste y nunca me viste.
El citófono doble confunde mentes diestras.

Buscaba el calor del sol en la soledad de la luna.
Perdí el paso del tiempo musical en la espera del amanecer.
Perdí la música del tiempo al amanecer en la espera.
Dónde estás, dónde te encontraré.

Buscaba la existencia y dejé de existir.
Por las noches soñé con el regreso de una musa culposa.
Por los sueños de una musa regresó la culpa.
Soy el futuro, soy el pasado y no me encuentro en el presente.

Buscaba tanto, que olvidé buscarme.
Nadie me va a encontrar si no me encuentro.
Nadie valdrá más si no me encuentro.
Un paso, un segundo paso, y de tiempo voy escaso.